14 de agosto de 2016

Dos hombres y un niño - TJ Klune

Titulo: Dos hombres y un niño
Titulo original: Bear, Otter and the Kid
Número de páginas: 432
Eidtorial: Ediciones B















Sinopsis

Tres años atrás la madre de Bear McKenna desapareció sin dejar rastro con su nuevo novio, obligando a Bear a hacerse cargo de Tyson, su hermano de seis años. Han salido adelante como han podido, pero debido a su dedicación exclusiva a Tyson, Bear apenas tiene oportunidad de disfrutar de la vida. Hasta que Otter vuelve a la ciudad.Otter es el hermano mayor del mejor amigo de Bear y, como han hecho durante toda su vida, ambos chocan entre sí de formas que ninguno de los dos se esperaba. Sin embargo, esta vez no hay escapatoria a la intensidad de la emoción que existe entre ellos. Bear sigue creyendo que su sitio es el de tutor de Tyson, pero no puede evitar pensar que tal vez la vida le tiene reservado algo... o alguien más.

Opinión

Los hechos recientes que se están presentando en Colombia me han motivado a iniciar esta lectura.
Dos hombres y un niño al parecer y juzgando su portada trata sobre una familia de una pareja gais. Y no me equivoco

El inicio de este libro es desconcertante, porque nos encontramos con unos errores de ortografía que me hicieron dudar del traductor y de todo el equipo de la editorial, pero al finalizar ese gran vomito de horrores ortográficos, me di cuenta que hacia parte de la historia. Era la carta de una madre avisándole a su hijo que lo dejaba solo.

La madre de Bear ha decidido  irse con su nuevo novio a iniciar una nueva vida lejos del pequeño pueblo de Seafare, dejando a Bear de diecisiete años (casi dieciocho)  a cargo de su hermano menor, Tyson. Esto por supuesto deja perplejo a Bear pero al ser un chico pudiente, en los siguientes años se hace cargo de su hermano.

Bear que se ha esmerado por proveer a Tyson, en cierta forma se ha olvidado de sí mismo hasta que vuelve el hermano de su mejor amigo, Otter y le hace trastabillar de su rutina y la llegada de Otter hará que Bear descubra muchas cosas de sí mismo.

La historia es narrada desde el punto de vista de Bear y este chico narra su vida de forma muy cómica, el humor que se puede evidenciar en los libros contemporáneos, así que eso interviene en que al momento de leer, las palabras en nuestra mente fluyan al punto que han pasado muchas páginas sin darte cuenta, eso sí, hay partes en las que Bear tiene un montón de pensamientos que no parecen tener fin. Y ¿cuándo es que dejamos de pensar?

¿Llamo primero? No, entro y ya está. Quizá sea… demasiado tarde. La puerta se abre. Otter, junto a su escritorio. ¿En que está pensando? Tiene los ojos como platos. Verde y dorado. Dios, es tan hermoso. Dios, cómo le he echado de menos. Dios, cómo quiero… ¿quién coño es este tío? ¿Por qué me sonríe? ¿Por qué se me acerca? ¿Por qué le estrecho la mano?

Me ha gustado mucho esta historia, debo decirlo textualmente, he disfrutado mucho de los momentos que vive Bear junto con su hermano súper dotado, Tyson, que al ser así, hace la vida de Bear bastante interesante, disfrute mucho de ese personaje en particular y creo que tambien es una pieza clave para la relación de Bear y Otter.

En relación a la «relación» homosexual que aquí se presenta fue bastante predecible, aunque no se debe decir que hablar de homosexualidad de algún/os personaje/s es spoiler, pero en sí, a pesar de ser muy entretenido el libro, es bastante predecible, aparte del momento de reencuentro consigo mismo que sufre Bear, los otros problemas que se presentan en la historia no son del todo «emocionantes», esta historia sólo narra la vida que tiene un chico de veintiún años al que su madre lo ha dejado solo para hacerse cargo de su hermanito mientras que ella se va feliz de la vida con su amado y querido novio, y que además enfrentará problemas y situaciones por las que pasaría cualquier ser mortal. En este tipo de contexto hace que la historia suene aburrida, pero créanme, es muy entretenida y se te irán las páginas sin que te des cuenta. Sin embargo si se está acostumbrado a historias de fantasía o thirller o temáticas demasiado «ficticias» pues sentirás esta historia es de trama bastante sencilla. Pero aun así es bueno leer esta historia, de vez en cuando es bueno leer historias no tan fantasiosas y poder pasarse un ratito por historias un poco más apegadas a la realidad y ver reflejado en las palabras que se posan en unas páginas los problemas cotidianos a los que nos podríamos enfrentar algún día.

Me gustó mucho esta historia y Bear y Tyson y su mejor amigo y su vecina de al lado y de todo lo demás, etcétera, etcétera. Fue bonito ver su vida y ojala y pueda disfrutar más de ellos, porque al parecer hay una segunda parte que se titula: Who We Are… aahh… pero no sé si abra traducción.

Y esta historia demuestra que las familias pueden ser construidas de cualquier forma, aparte de la figura masculina paterna y la figura femenina materna.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario